RÍO GRANDE: Destacan avances en proceso orientado a saneamiento hidroambiental de las lagunas de Los Cisnes y Seca

Gobierno inicia campaña de concientización sobre prevención de incendios forestales y limpieza en espacios naturales
5 noviembre, 2018

La Secretaría de Ambiente, Desarrollo Sostenible y Cambio Climático (SADSyCC) envió al Ministerio de Obras Públicas el Pliego de Especificaciones Técnicas para la ejecución de la obra. A partir de este hecho el Ministerio de Obras Públicas deberá hacer el llamado a licitación para la obra de saneamiento que prevé una inversión de 30 millones de pesos y un plazo de ejecución de 120 días.

La Secretaría de Ambiente, Desarrollo Sostenible y Cambio Climático (SADSyCC) envió al Ministerio de Obras Públicas el Pliego de Especificaciones Técnicas para la ejecución de la obra de saneamiento hidroambiental de las lagunas de los Cisnes y Seca de la ciudad de Río Grande.

Sobre este avance el titular del área mencionada, Mauro Pérez Toscani, explicó que “a partir de ahora, que el Ministerio de Obras Públicas recibe este Pliego de Especificaciones Técnicas, hará el llamado a licitación para la obra de saneamiento que prevé una inversión de 30 millones de pesos y un plazo de ejecución de 120 días”.

Le citado funcionario explicó que “con esta obra se busca mitigar los efectos del secamiento de estas lagunas ubicadas próximas al ejido urbano de Río Grande, lo cual produce graves inconvenientes en la población, fruto del polvo en suspensión que causa alergias, afecta el tránsito terrestre, y produce hasta suspensión de vuelos, especialmente durante los frecuentes días de viento que tiene la ciudad en la época estival”.

“Ante este escenario, el Gobierno de la Provincia tomó la decisión de buscar una definitiva solución a este problema hidroambiental, producto de cambios en las variables climáticas y las pérdidas por evaporación sobre el cauce de las lagunas”, destacó Pérez Toscani.

El Secretario de Ambiente, Desarrollo Sostenible y Cambio Climático, subrayó que “con esta obra se pretende dar solución a un problema de más de treinta años que sufre la población de la Río Grande en su área cercana a la circunvalación y a las lagunas que han sido afectadas por algunas obras civiles y que se han agravado por los efectos del cambio climático”.